Fisioterapia

La fisioterapia es una disciplina que se enfoca en la prevención, evaluación, diagnóstico y tratamiento de lesiones y enfermedades que afectan el movimiento del cuerpo humano.

Los fisioterapeutas ayudan a personas de todas las edades a mejorar su capacidad para moverse y realizar actividades diarias. 

ERNESTO SANZ
Fisioterapeuta

por la Universidad Católica de Ávila (UCAV).
Nº de colegiado: 2879 en Castilla y León

Experto en reeducación neurológica y deportiva por la UCAV

 

CÉSAR JAVIER PALACIOS VÍRSEDA
Fisioterapeuta y Readaptador.

Graduado en Fisioterapia y en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte por la Universidad Europea Miguel de Cervantes (UEMC).

N.º de colegiado: 4281 en Castilla y León.

Experto en Readaptación, intervención y prevención de lesiones por la Universidad Politécnica de Madrid.

 

La fisioterapia es una disciplina de la salud que, utilizando diferentes técnicas de tratamiento, mejora la sintomatología y origen de diversas patologías, tanto musculoesqueléticas como de otros sistemas del cuerpo humano. La fisioterapia, además, se basa en la prevención de lesiones y en la promoción de la salud.

El paciente es parte activa de todo el proceso, por ello se trabaja con la educación en el dolor y en el movimiento. Entendiendo cómo funciona el dolor y qué se puede hacer para paliarlo, se puede determinar qué estilo de vida es el mejor para prevenir la recaída en el futuro.

Los servicios de Fisioterapia están enfocados tanto para adultos como para niños. En ellos trabajaremos las siguientes técnicas de tratamiento, ajustadas a las necesidades de cada paciente:

  • Terapia Manual: a través de movilizaciones pasivas, asistidas y activas de las articulaciones del cuerpo y tratamiento de la musculatura; consiguiendo generar analgesia y mejorar la movilidad.
  • Punción seca: es una técnica invasiva para el tratamiento de puntos gatillo miofasciales en la que se introduce una aguja en la piel para acceder a la zona muscular.
  • Ejercicio terapéutico: se utiliza el movimiento del paciente guiado por el terapeuta para la mejora de la sintomatología y la disminución del riesgo de recaída.
  • Agentes físicos: como el calor, el frío o las corrientes eléctricas para disminuir la sensación de dolor, reducir la inflamación y ganar fuerza muscular.

  • Ondas de choque radiales: las Ondas de Choque son una emisión ultrasónica de corta duración y portadora de un alto pico de presión mediante un generador balístico de accionamiento neumático. Los tratamientos con Ondas de Choque pueden evitar en muchos casos la intervención quirúrgica.
  • Presoterapia: es un tratamiento que utiliza la presión de aire para realizar un drenaje linfático de la misma. Entre sus beneficios se destacan el tratamiento de edemas, la corrección de alteraciones en el sistema circulatorio y la posibilidad de eliminar la celulitis, reducirla y prevenir futuras formaciones.
  • Electroterapia: es una disciplina que se engloba dentro de la medicina física y rehabilitación. Consiste en el tratamiento de lesiones y enfermedades por medio de la electricidad con fines terapéuticos o curativos.
  • Fibrólisis diacutánea: su mecanismo de acción consiste en la destrucción de las adherencias y corpúsculos irritativos que se forman entre los diferentes planos de deslizamiento de los tejidos blandos, por medio de unas técnicas con ganchos aplicados sobre la piel. 

 

“LA MÚSICA ES PARA EL ALMA LO QUE EL EJERCICIO PARA EL CUERPO”. Platón.